En este cuarto informe de “El futuro de los Servicios Financieros”  se analizan las principales claves del futuro de las Fintech.

En los últimos años las fintech, resultado de la contracción de las palabras inglesas finance y technology, han revolucionado el mercado financiero. Pero,¿serán realmente capaces las nuevas start-ups de fintech de redefinir la forma en que bancos y aseguradoras operan? ¿Mejorarán así el panorama competitivo de la industria?

El informe Más allá del FinTech: una evaluación pragmática del potencial de disrupción en la industria de servicios financieros, analiza la situación de los servicios financieros, ofreciendo un mejor entendimiento sobre las fuerzas que están conduciendo su transformación y las principales claves que marcarán el futuro de la industria.

En los últimos años las fintech han cambiado las bases de la competencia de los servicios financieros, así como la forma en que estos son estructurados, suministrados y consumidos. Sin embargo, no han sido capaces de establecerse como los actores principales del mercado.

Muchas de estas empresas entraron al mercado con el objetivo de liderarlo y dejar atrás a las empresas tradicionales ya establecidas. Sin embargo, sobrevaloraron la predisposición del cliente a cambiarse de compañía. Los costes de transferencia son elevados, no siendo suficiente incentivo las nuevas innovaciones tecnológicas para garantizar el cambio de compañía.

La irrupción de las fintech en el mercado financiero ha reconfigurado las expectativas del cliente, elevando los estándares de la experiencia de usuario. Gracias a las nuevas innovaciones en los servicios financieros, como la adjudicación rápida de préstamos, las fintech han demostrado que los nuevos modelos de negocio que están llevando a cabo las grandes empresas tecnológicas, como Apple y Google, son viables en el entorno financiero.

Uno de los retos que aún tienen por delante es la creación de nuevas infraestructuras y el establecimiento de nuevos ecosistemas de servicios financieros, como puede ser el desarrollo de nuevos métodos de pago o mercados de capitales alternativos. En otras palabras, estas empresas han logrado cambiar las bases de la competencia, pero no el entorno competitivo.

El rápido crecimiento del ecosistema fintech está permitiendo a las empresas externalizar partes de sus procesos de innovación, ya que por lo general esperan a ver cómo se comportan las nuevas soluciones en el mercado antes de desarrollar una propia. La proliferación de estas empresas ofrece a las instituciones financieras un “supermercado” de soluciones tecnológicas, permitiéndolas generar nuevas soluciones mediante operaciones de absorción o asociación.

Hasta ahora las fintechs han tenido mucho más éxito en mejorar los ecosistemas e infraestructuras de los mercados financieros tradicionales que en desarrollar nuevos. Sin embargo, la rápida evolución de estas empresas, gracias a los continuos avances tecnológicos, augura una fuerte transformación del mercado en el futuro.

Descargar el informe aquí

Captura de pantalla 2017-10-20 a las 12.20.06

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *