A escasos días para que muchos empiecen sus vacaciones, otros, ya se encuentran disfrutando de unos días de merecido descanso. Pese a ello, muchos de ellos han visto como sus vacaciones soñadas se han difuminado por los habituales retrasos de aviones en esta época estival.

Pero ¿qué podemos hacer cuando, una vez en el aeropuerto, un retraso de un avión hace tambalear nuestras vacaciones? ¿Dónde podemos reclamar?

Atendiendo a los derechos de todo pasajero, podremos reclamar siempre y cuando se cumplan unos requisitos, entre ellos, que el vuelo haya sido cancelado, que haya sido retrasado 2 horas o más, o que haya habido overbooking y no te hayan dejado embarcar.

La reclamación se deberá realizar a través de la propia web de la compañía o de la web de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), la cual depende del Ministerio de Fomento. Ésta, se trata de una hoja que se podrá encontrar en los mostradores de la aerolínea y que se deberá entregar en al departamento de atención al cliente.

Respecto a los plazos para efectuar una reclamación, según la directiva europea recogida en el Reglamento (CE) 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, hay diez años de plazo.

Posteriormente, en el caso de que la compañía no responda en un plazo de un mes, se puede recurrir a AESA presentando una nueva reclamación en la que se adjunte el formulario de la web de la agencia, una copia del billete comprado en su momento y una copia de las comunicaciones mantenidas con la aerolínea. Una vez analizado por la agencia, AESA deberá informar, tanto al pasajero como a la compañía, de sus conclusiones.

Pese a todo ello, si la Agencia Estatal de Seguridad Aérea se pronuncia a favor del pasajero y la compañía no responde, cabe recordar que se podrá recurrir a la vía judicial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *