Los bufetes de abogados españoles han ampliado su punto de mira en China y, tras varios años operando en la ciudad de Shanghái, han decidido tener también una presencia permanente en Pekín.

Leer noticia completa en EXPANSIÓN